'España compite', deducciones fiscales para el mecenazgo deportivo

13.10.2017

La Ley 36/2014, de 26 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2015ha incluido mediante Disposición Adicional Quincuagésima Segunda que se considerarán actividades prioritarias de mecenazgo, entre otros, los donativos, donaciones y aportaciones a deportistas personas físicas, entidades deportivas y eventos/competiciones deportivas, (en adelante deportistas) efectuadas a través de la Fundación CEOE en colaboración con el Consejo Superior de Deportes y la Asociación de Deportistas en el marco del proyecto «España Compite: en la Empresa como en el Deporte».

Las citadas aportaciones pueden beneficiarse de la elevación de cinco puntos porcentuales de los porcentajes y límites de las deducciones establecidas Ley 49/2002, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, pudiendo llegar el porcentaje de deducción en el IRPF y en el Impuesto sobre Sociedades (IS) al 35% y 40% respectivamente, siendo el límite de 50.000 euros anuales para cada aportante.

El procedimiento es el siguiente: las personas físicas o entidades donantes realizan una transferencia a la Fundación CEOE y rellenan un formulario indicando a favor de qué deportista va dirigida dicha aportación. La Fundación CEOE verifica que dicho deportista efectivamente cumple los requisitos mínimos exigidos (estar federado, no tener la consideración de deportista profesional, etc), y en su caso emite un certificado de donativos al donante para que pueda obtener la correspondiente desgravación fiscal. Por la intermediación, la Fundación CEOE cobra una comisión del 5% del total de la aportación sin perjuicio de que en el certificado de donativos figure el importe total aportado, es decir, el líquido que recibe el deportista más el 5% que percibe la Fundación.

En este sentido, entendemos que se trata de una oportunidad fantástica ya que los ahorros fiscales son considerables. Especialmente creemos que este programa puede ser especialmente rentable en términos económicos para aquellas Pymes que quieran implicarse en la actividad deportiva de sus empleados que compitan en deportes que precisen de grandes costes de infraestructura (equipamiento o material) o logística (desplazamientos a entrenamientos y competiciones nacionales y al extranjero), por ejemplo en deportes tales como; hípica, motor, ciclismo, golf, tenis, vela, etc.

Hasta la entrada en vigor de este incentivo fiscal las empresas podían colaborar con el fomento del deporte mediante contratos de patrocinio, en los que en ciertos casos la Agencia Tributaria (AEAT) consideraba que se trataba de gastos no deducibles en el IS de la sociedad por calificarse como una liberalidad de la compañía. Mediante este programa, el certificado de la Fundación CEOE tendrá plena validez y garantía para la AEAT a efectos de aplicar las deducciones comentadas tanto en el IS como en el IRPF.

En el caso de que el donatario sea persona física, la aportación recibida tendrá la calificación en el IRPF de ganancia patrimonial y tributa en la base general, al tipo marginal que corresponda en cada caso.

Es importante recordar que aunque a priori la Fundación CEOE no solicita justificación de los gastos e inversiones que realizan los deportistas con las aportaciones recibidas, sin embargo, ante una hipotética comprobación por parte de la Administración podrían solicitarse, y por tanto es aconsejable que los donatarios conserven los justificantes acreditativos del gasto o inversión realizada.

El programa "España Compite" fue aprobado en la Ley de General de Presupuestos Generales del Estado del 2014 y del 2015, y no es seguro su mantenimiento para el 2016, menos aún con la incertidumbre de las Elecciones Generales previstas para finales del 2015. Por ello, si bien es una medida que debe ser aplaudida, entendemos que será escasa para el fomento y potenciación de jóvenes talentos deportivos que no puedan contar con esta ayuda a medio y largo plazo. Hay que tener en cuenta que el recorrido del deportista es muy largo y costoso y, por el bien de los deportistas de nuestro país, tanto los donantes como los deportistas deberían tener un escenario fiscal menos cambiante y con una seguridad jurídica mayor a efectos de planificar estos proyectos deportivos. Por tanto se recomienda aprovechar los incentivos fiscales comentados durante el 2015 y esperamos que el programa "España Compite" pueda quedar integrado de manera definitiva en nuestro ordenamiento jurídico.